Un Soplo de Aire

La fragilidad es la estructura que funciona como idea para ésta obra: la imagen impresa, montada en varias capas y cortada en pequeñas tiras da la sensación de que en cualquier momento se desarma. Utilizo un principio de sustracción, las cientos de capas y tiras que forman la obra se van quitando dando la conformidad de la misma.

El soplo de aire hace alusión al instante en que cerramos nuestros ojos y nos trasladamos a espacios imaginarios casi sin quererlo ni dominarlo, es todo tan volátil que un simple soplo es el que nos lleva o nos trae de vuelta a la realidad.

Las piezas exceden la lectura fotográfica para transformarse en objetos que tienen profundidad, materialidad y vida propia. Una vez más el tema de las múltiples capas que nos forman como seres tiene presencia en esta obra.